Cosas Que Debe Saber Antes de Ir a un Crucero

Para todo hay una primera vez, y para los cruceros mucho más, pues no son muy comunes y aunque así lo sean, no suelen ser tan asequibles. Pero la oportunidad de ir a uno nunca está de más. Por lo que si te llega más vale que sepas las siguientes cosas, para que no le vayas a pasar mal.

Qué debes saber antes de ir a un crucero

Un crucero nunca es aburrido; hay abundancia de alimento delicioso; y la bebida está fluyendo. Pero antes de salir del puerto, aquí hay algunos consejos que debes saber para evitar enfermarse o lesionarse en el mar, cualquier cosa puede pasar.

Top cosas a saber antes de ir a un crucero

  • No compres un seguro médico de la línea de cruceros: Al reservar tu viaje se te puede ofrecer un seguro. Pero es probable que sea mejor pasar. Mientras que el seguro de salud es ciertamente una buena idea, lo ideal es que quieras que tu compañía de seguros sea independiente de la línea de cruceros para evitar un conflicto de intereses.
  • No vayas sin conseguir tus vacunas: el CDC insta a los cruceros para asegurarse de que están al tanto de las vacunas de rutina, como el sarampión / paperas / rubeola, ya que vas a compartir cuartos con la tripulación y los pasajeros de países donde estas enfermedades son más comunes.

También debe mirar hacia arriba cada uno de los destinos de la nave para comprobar las alertas de salud, y cualquier recomendación vacuna o medicamento adicionales.

  • No te acerques demasiado paranoico al buffet: antes de ir a un crucero debes estar preparado para el autoservicio de comidas que te pueden poner los pelos de punta, pero se puede confiar en que la comida que se sirve en los cruceros americanos es segura para comer.

El mayor riesgo del buffet, es acercase a él como un reto personal de comer: La comida está en todas partes en un crucero. Trata de encontrar un equilibrio entre la comida que es nutritiva y la comida que alimenta tu alma (helado) por ejemplo.

  • No comas demasiado tarde en la noche: antes de ir a un crucero, hazte un examen de tu autocontrol con la comida, los excesos y malos horarios te pueden llevar a ir muy mal en tu viaje. Comer tarde en la noche es el beso de la muerte. Hay una gran cantidad de consumo de alcohol involucrado en un crucero y la combinación de comida y bebida, básicamente, te se convierte en un holgazán.

Además, la comida se digiere mejor cuando te estás moviendo, no cuando estás tratando de dormitar en un estómago pesado.

  • No aceptes el blanqueamiento de dientes: los buques de crucero a menudo ofrecen sesiones de blanqueamiento de dientes y no son una buena idea. El blanqueamiento en alta mar puede implicar riesgos graves.

Por un lado, es poco probable que un dentista profesional lleve a cabo el procedimiento. Y dos, una vez que un crucero está en aguas internacionales, pueden utilizar los ingredientes para blanquear, muy agresivos en los dientes. Esto puede destruir la estructura de la proteína de los dientes y puede causar mucho dolor. Así que si quieres tus dientes blancos, hazlo antes de ir a un crucero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *