sacar el máximo provecho de tus entrenamientos

¿Quieres sacar el máximo provecho de tus entrenamientos durante esta época?

A medida que el clima comienza a cambiar, también cambian nuestras rutinas: los espacios al aire libre se convierten en un verdadero reto, por eso ponte en forma con un entrenador personal y nada mejor que entrenar en un gimnasio cubierto para que continúes  con la planificación física que te has planteado.

Recomendaciones para contratar a un entrenador personal

Sin embargo te haremos algunas recomendaciones para esta época del año que se vuelve especialmente para el entrenamiento físico.

No elijas un gimnasio fuera de tu ruta.

Si planeas inscribirte en un gimnasio, las primeras cosas que tienes que preguntarte son:

ejercicio fisico¿Puedes llegar al gimnasio a pie? ¿Está cerca de tu hogar o trabajo? ¿Interrumpe otras actividades durante el día?

La idea es tener la menor cantidad de excusas posibles para que no te despegues de tu rutina de acondicionamiento físico. Otro punto es que siempre es bueno ser controlado por un entrenador personal, de modo que debes hacer la elección perfecta de gimnasio.

También es fundamental que prepares tu bolsa de deporte la noche anterior, esto también te  puede ayudar con la planificación. La ropa de gimnasio se ensucia inmediatamente, y todos odiamos cuando la ropa sucia se empieza a acumular.

Diseña un plan.

Para obtener el máximo provecho de tu tiempo en el gimnasio, planifica con tu entrenador personal  tus entrenamientos antes de llegar al gimnasio, ni se te ocurra presentarte sin un plan, porque terminaras dando vueltas alrededor del gimnasio preguntándose qué hacer.

En lugar de desperdiciar el tiempo paseando y ver qué máquina de equipo de gimnasio vas a coger, anota los ejercicios que piensas llevar a cabo y tacha a medida que completas cada uno.

Tener un plan de entrenamiento semanal, mensual o anual te dará la capacidad de realizar un seguimiento de tu progreso y organizar tus entrenamientos para adaptarte a las distintas épocas del año.

Ya sea que entrenes para correr, jugar golf o perder peso, la rutina de planificación siempre te traerá muchos beneficios.

No desperdicies el tiempo si el  gimnasio está repleto.

Algunas personas les encantan los lunes para entrenar. Por lo general,  los gimnasios son más activos el primer día de la semana, con muchas personas intentando pagar por los pecados del fin de semana.

entrenando duroPero en vez de pensar en los lunes como día de expiación de pecados, busca otras alternativas.

Si está lleno el gimnasio, evita esperar largo tiempo  hasta que la máquina se desocupe. Con unas  cuantas bandas de resistencia y un poco de espacio para moverse solo es suficiente para tener el mismo efecto en las sesiones de ejercicio a través de la semana.

Las correcciones posturales y trabajar en la movilidad es una gran manera de empezar la semana con buen pie. Guarda los entrenamientos de alta intensidad para el jueves hasta el domingo, cuando los gimnasios son menos visitados.

No te pongas muy cómodo.

A todos nos gusta hacer lo que se nos da bien, pero es mejor salir de la zona de confort y probar nuevas facetas de entrenamiento para que el cuerpo dé lo mejor en cada sesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *